Ejercicios de relajación para niños de 4 a 9 años (parte 1)

Debido a la situación que están viviendo las familias debido a  la pandemia del Covid-19, sin darnos cuenta, transmitimos a nuestros hijos e hijas situaciones de estrés y ansiedad que les son difíciles de gestionar.

Es importante, pues, que les enseñemos a relajarse, además de mantener una buena comunicación con ellos, para que puedan expresar sus miedos y frustraciones.

He aquí algunas técnicas de relajación infantil que se pueden poner en práctica desde hoy mismo, y que permiten reducir su tensión:

Actividad de relajación para niños 1.- En mi sitio seguro: Imaginación guiada

Esta técnica es de gran utilidad para rebajar la tensión y ansiedad, especialmente en niños con elevado nivel de imaginación. Se trata de crear en la imaginación del menor un entorno seguro y relajante donde el motivo de la ansiedad no pueda afectarles. Por ejemplo, una casa de madera en la montaña, una selva llena de animales o una playa.

Este proceso de imaginación puede ser guiado  por la mamá y/o el papá (lo podemos realizar de manera conjunta la familia)  de manera que se procure un entorno con elementos que al niño le sean agradables y tranquilizadores. Se puede reforzar la relajación con música suave y un tono de voz calmado y profundo.

Actividad de relajación para niños 2.- Cantar

Cuando pensamos en calmar a un niño, una de las imágenes típicas que se vienen a la mente es una madre o padre cantando a su hijo mientras le acuna. La música es un elemento muy importante para el ser humano, que a lo largo de todo el ciclo vital puede acompañar nuestro estado emocional e incluso aliviar nuestro malestar.

Cantarles o hacerles cantar de forma conjunta una canción simple, corta, que le guste y conozca bien y que exija un ligero esfuerzo para controlar el tono y el ritmo ayudará a mejorar el estado de tensión y relajar al niño o la niña.

Actividad de relajación para niños 3.- Somos marionetas

Un ejercicio de relajación en forma de juego que puede gustar a niños de todas las edades. Se basa en que se les dice que son marionetas que están siendo controlados por un marionetista, teniendo un hilo o cuerda en cada extremidad, en la espalda, y la cabeza. Se les va ir diciendo que el marionetista va tirando de las diferentes cuerdas con el fin de que vayan haciendo diferentes gestos y acciones.

Sin embargo pasado un rato se les dice que el marionetista en cuestión es torpe y de vez en cuando deja caer una de las cuerdas, con lo que deben dejar totalmente muerta la parte del cuerpo correspondiente durante unos segundos. Esta segunda parte se mantiene durante varios minutos. El juego termina diciendo que al marionetista se le caen todas las cuerdas a la vez y/o deja las marionetas, teniendo que destensar todo el cuerpo.

Actividad de relajación para niños 4.- El muñeco de nieve/cubito de hielo

Este ejercicio de relajación para niños se basa en pasar de un estado de tensión a uno de relajación muscular, de una manera simbólica y lúdica. Se propone al o a los menores que son muñecos de nieve o cubitos de hielo, totalmente congelados durante el invierno.

En este estado inicial deben tensar todo lo que puedan los músculos y estar inmóviles y encogidos. Sin embargo, está llegando la primavera y el sol, el cual los va ir derritiendo poco a poco. Con ello, de forma progresiva el niño ha de ir relajando los músculos, estirándose y destensándose.

¿Qué os han parecido? ¿Habéis puesto en práctica estos ejercicios de relajación para niñas y niños? ¡Contadnos cómo ha ido y no os perdáis la segunda parte del artículo!

Foto de Fondo creado por asier_relampagoestudio – www.freepik.es